Diario de un botánico enamorado: Atacama Chile. En busca de la vida en condiciones extremas

El viaje a través de Chile lo inicié en Marzo de 2018. Recorrí por tierra, mar en autostop, en bus o en barco un país larguísimo y con una vegetación de lo más diversa. Al final del viaje por Chile recorrí más de mil km de desierto de Atacama, una región inhospita pero llena de vida. En el mes de mayo Chile se encontraba en el otoño austral. Exploré regiones próximas a San Pedro casi al final de mi viaje chileno que duró unos seis meses.

En pleno desierto de Atacama me encontré una activa vida sobreviviendo temperaturas bajo cero en la noche y en el día un sol abrasador. En esas condiciones llegué a encontrar Vicuñas, un camelado emparentado con las llamas y el Guanaco http://diariodeunbotanicoenamorado.es/lama-guanicoe-guanaco, aves migrantes, patos esquivos en las lagunas esparcidas como oasis en el desierto.

En pleno salar las vicuñas pastaban una gramínea (probablemente una Festuca) casi cubierta por la sal. Encontré también excrementos de roedores que poblan estas regiones se encuentran catalogados: la Chinchilla, genero Abrocoma  y un ratoncillo, (Phyllotis limatus) . Una planta que siempre me encontré en las alturas andinas fue la yareta (Azorella compacta) y la Festuca http://diariodeunbotanicoenamorado.es/festuca-gracillima  planta predilecta de vicuñas y guanacos. 

En un viaje en autostop descubri una parte del desierto extremadamente seco y hostil. Le pedí al conductor que me dejara allí y exploré El Valle de la Luna y el de la Muerte. En aquellas condiciones extremas donde la boca y la garganta se secan, totalmente tapado cara y brazos emprendí un camino donde las distancias y el tiempo son un continuo engaño. Lo cercano está muy lejos y una colina es una montaña. Me guié por un GPS y cuando la ración de agua se terminaba me volví por el mismo camino que el GPS me marcaba. Allí en medio de aquella región inhospita del Valle de la muerte me encontré una hermosa flor roja que no he logrado clasificar pero que llamo “el beso del desierto”.

Diario de un botánico enamorado: Camino de Machu Picchu

Aquí estoy con una de las orquídeas de mayor tallo del mundo. La Sobralia dichotoma toma el tallo supera los tres metros. No me lo podía creer cuando la encontré a cerca de 3000m De altitud en un antiguo camino Inca que conduce a Machu Picchu?. No esta cultivada sale...

Diario de un botánico enamorado: Los Andes de America del Sur

Después de mis viajes a las montañas del Himalaya en el norte de India, Nepal y Sikkim me vi tentado a explorar los Andes. Me motivaron libros fundamentales de dos de los más grandes exploradores europeos: Alexander von Humboldt: Viaje a las regiones equinocciales de...

Diario de un botánico enamorado: Parque Tunari

El domingo fui al Parque Tunari. Un parque que comprende unas 400 000 Hectáreas y que comprende las más importantes ecorregiones de Bolivia.Salí pero.la.mañana y después de tres vehículos que llaman Trufi y son furgonetas de unos 8 o 10 pasajeros.Comencé a subir unos...

Diario de un botánico enamorado: Colmenas

Hola, hoy es un gran día para mí y empece a celebrarlo con la historia del enjambre de abejas. Todo comenzó al preparar una pasta con canela en polvo para evitar la proliferación de hongos en las orquídeas y de preparar enraizante con canela y lentejas frescas. Se...

Diario de un botánico enamorado: Parque de Helechos

Hola, en mi aventura por Peru hoy he visitado un parque de helechos arbóreos, entre ellos he encontrado plantas son cola de caballo (Equisetum giganteum) que forman bosques pequeños que recuerdan a las equisetales del Devónico hace casi 400 millones de años. El...

Todo lo que hay en  
Macabeotu hogartu vida
 es alimentación  
ecológicatradicionalsana
 y certificada Bio